Compras por Internet. Lo que debemos conocer del Black Friday.

publicado en: Leyes | 0

Ya queda menos para las vacaciones de Navidad, y el Black Friday es este mismo mes, y los más previsores ya sondean Internet en busca de ofertas. Aquí te resumimos brevemente los derechos del consumidor que te asisten a la hora de adquirir algún producto vía online. Esta información se puede completar con la ya recogida en http://marinespinosa.com/principales-derechos-del-consumidor

En primer lugar, como consumidores tenemos derecho a conocer fundamentalmente la siguiente información antes de proceder con la compra:

o   Las características del producto, el precio, incluidos todos los impuestos, gastos de entrega y transporte.

o   La forma de pago y modalidades de entrega o de ejecución.

o   El plazo de validez de la oferta y del precio.

o   La duración mínima del contrato si estamos ante suscripciones de algún tipo.

o   Las circunstancias y condiciones en que el vendedor podría suministrar un producto de calidad y precio equivalentes, en sustitución del solicitado por el consumidor, cuando se quiera prever esta posibilidad.

Es necesario que la información señalada esté presente durante el proceso de compra, además de que la propia página web nos tiene que dar la opción de confirmar que se han leído los términos y que se aceptan las condiciones.

Una vez completado el proceso de compra, llega la fase de la recepción del producto. En ese caso tenemos que tener en cuenta lo siguiente:

Si el producto no se corresponde con el adquirido o está defectuoso, en un periodo breve de tiempo, el vendedor correrá con todos los gastos de devolución y reenvío del nuevo producto.

Si no hubiese disponible el objeto solicitado, y si el consumidor hubiera sido informado expresamente de tal posibilidad y la acepte, el vendedor podrá suministrar sin aumento de precio un producto de características similares, que tenga la misma o superior calidad.

En caso de que el producto, por el motivo que sea, no cumpla las expectativas del consumidor, podrá devolverlo, y en el plazo de 30 días el vendedor deberá abonarle las sumas pagadas. Si no se respetara este plazo, el consumidor puede exigir que se le devuelva el doble de la cantidad adeudada.

En cuanto al mencionado derecho de desistimiento, la normativa establece un plazo mínimo de 7 días hábiles desde la recepción del producto para su devolución sin penalización alguna y sin necesidad de indicar los motivos de la misma.

El vendedor debe ofrecer una garantía de dos años desde la fecha de entrega para subsanar las faltas de conformidad en el producto y repararlo o sustituirlo. En el caso de productos de segunda mano, la empresa y el consumidor podrán pactar un plazo menor, pero en ningún caso podrá ser inferior a un año.

Salvo prueba en contrario, se presume que las faltas de conformidad que se manifiesten en los 6 meses ya existían en el momento de la entrega.  Tras ese periodo la carga de la prueba pasa al cliente.

Es importante tener presente que la reparación y la sustitución serán gratuitas para el consumidor. Esto incluye todo gasto que de pueda producir como los de transporte.

Por último, el consumidor tendrá derecho a un adecuado servicio técnico y a la existencia de repuestos durante el plazo mínimo de 5 años a partir de la fecha en que el producto deje de fabricarse. La reparación de un producto suspende el cómputo de plazos de la garantía obligatoria.

Dejar una opinión